Árboles de Navidad



Árboles de Navidad menu



English - Español




El árbol de Navidad

El árbol navideño tiene sus orígenes en una antigua creencia germana, que relata que existía un árbol gigante encargado de sostener el mundo, y de cuyas ramas pendían la luna, las estrellas y el sol. A esta última característica responde la costumbre de colgar lucecitas en los árboles de navidad.

El árbol de Navidad condensa varios significados religiosos, debido a que ha sido utilizado como símbolo de la unión entre el cielo y la tierra. La leyenda dice que el árbol ancla sus raíces en la tierra y se levanta hasta el cielo, por lo que para muchas religiones el árbol es un signo de encuentro con lo sagrado.

También es muy común en ciertos países que el significado de los árboles vinculado con el crecimiento, la fecundidad y la sabiduría. Esto se debe a que el árbol de navidad lucía en medio del Jardín del Edén, y después de la caída desaparece. Tanto la fruta como las decoraciones nos recuerdan las gracias y dones que el hombre tenía cuando habitaba el Paraíso en total amistad Dios. Por eso, gracias al nacimiento de Cristo los hombres renacen y tienen acceso a la plenitud de la vida. Entonces, lo que representa el árbol de Navidad es la posibilidad de haber recobrado los dones gracias al sacrificio de Jesucristo.

Los primeros documentos que nos dan información acerca de esta costumbre navideña de colocar en árboles de abeto o de pino en las casas son del siglo XVII. Allí se menciona que en los países nórdicos se comienzan a reunir las familias alrededor de un árbol de navidad. El día 24 los niños eran llevados a pasear, mientras que los adultos decoraban con dulces y juguetes el árbol. Cuando regresaban a su casa los niños eran sorprendidos con el árbol y de este modo se daba inicio a la fiesta navideña.

En la actualidad es muy común la costumbre de utilizar árboles de navidad naturales.

En aquellas regiones donde la producción excede la demanda, los árboles de navidad más populares son el Abeto de Bálsamo, el Abeto Fraser, el Pino Silvestre y la Picea Blanca.

Todos los Abetos de Bálsamo presentan hojas en forma de agujas suaves y aplanadas, cuyo largo depende de la especie. Se caracterizan por su fragancia agradable y sus agujas color verde oscuro.

El Abeto Fraser es muy parecido al balsámico. Ambas especies crecen en suelos con abundante humedad, y su crecimiento se ve favorecido particularmente en suelos un poco ácidos. Sus características hacen que sean muy codiciados como árboles de navidad, ya que tienen una fragancia muy agradable y perdurable, y una buena apariencia y un follaje verde oscuro que les dan una forma muy atractiva y similar a la de los árboles navideños legendarios.

El Pino Silvestre, que también es conocido como Pino Escocés, es la tercera especie en popularidad entre los árboles de Navidad. Es muy codiciado por su follaje verde oscuro y su particular retención de agujas.

La Picea Blanca es un tipo de variedad conífera cuya copa cónica y configuración de ramas le dan una apariencia ideal para funcionar como árbol de Navidad. Su follaje presenta un color intenso, sus agujas son cortas y rígidas, perfectas para soportar el peso de los adornos.


Visita nuestras páginas amigas

http://www.shoppingwatches.net

http://www.shop-candles.com

shop prices

groomsmen gift

shop online



Guardar en del.icio.us

Agregar a Technorati

Diseño Web por Log Technology

El contenido de este sitio web está registrado.